top of page

Arteterapia para mujeres víctimas de violencia de género


Esta mañana he tenido la suerte de que me entrevistaran desde la radio local, Onda Aranjuez, para hablar del proyecto que llevé a cabo durante la pasada primavera en colaboración con el equipo del Punto Municipal contra la Violencia de Género de Aranjuez.


Se trata de un taller de arteterapia, en el que participaron un grupo de mujeres valientes y excepcionales, en cuyas vidas, lamentablemente, la violencia de género había irrumpido, marcando sus cuerpos y sus emociones. Este se planteaba como un espacio seguro, en el que las mujeres pudieran conectar consigo mismas, fortalecer su autoestima, y crear una red de apoyo mutuo. Todo ello con el fin de ofrecerles recursos para empoderarse y desarrollar recursos protectores frente al estrés post-traumático, a través de dinámicas y experiencias de creación artística, movimiento y meditación.


La evaluación del proyecto, que se ha realizado en conjunto con el equipo del centro, muestra unos resultados muy positivos, Concretamente, las participantes le han otorgado al taller una puntuación numérica global de 4,97 sobre 5, en el cuestionario de satisfacción, poniendo de relieve la idoneidad y el valor de esta iniciativa.


En sus comentarios valoran explícitamente la posibilidad de poder hablar de sus vivencias así como la dinámica generada a través del lenguaje artístico, que facilita la expresión relajada y la escucha sin juicios, lo que les permite compartir vivencias que a menudo encuentran muy difíciles de expresar con palabras.


Asimismo, las mujeres han enfatizado cómo el taller les ha permitido recuperar el contacto y la conexión con las sensaciones de su propio cuerpo, a menudo bloqueadas por el trauma de la violencia, lo cual se ha abordado a través de experiencias de movimiento y expresión corporal consciente, que estimulan los sentidos, el autocuidado y el manejo de los límites.

En este sentido, es de destacar también la importancia de los materiales artísticos en tanto que les han facilitado una reconexión con su capacidad creativa, así como con su niña interna, volver a sentir vitalidad y optimismo y recuperar la identidad anterior a las experiencias de maltrato.


Desde mi perspectiva como terapeuta, ha sido muy enriquecedor observar cómo la experiencia del taller les ha permitido no solo liberar las memorias traumáticas bloqueadas, sino también conectar con el presente de forma positiva, para tomar las decisiones que les permiten retomar las riendas de su vida, y en general mejorar su autoestima.


Como decía una de las participantes:

“He conectado con la niña que yo era, lo feliz que era. Me he dibujado con ella, las dos juntas, y ahora la adulta va a cuidar de la niña. Dejo atrás tanto sufrimiento, las ganas de quitarme la vida. A día de hoy veo mis cicatrices, y ya no están en carne viva. Ellos, mi padre, mi hermano, mi marido, ya no están en mi vida”.



En conclusión, me he sentido muy honrada de compartir espacio con estas mujeres que, a pesar de las dificultades vividas, son capaces de salir adelante y de construir espacios de buen trato para ellas y para sus hijos e hijas.


Como reflexión final, y a modo de conclusión, me quedo con la idea de que finalmente, ese buen trato es algo que se construye en el día a día, de forma creativa. conectando con nuestras emociones y nuestro sentir, pero sobre todo, en comunidad.



PD: Como no puedo compartir imágenes de los talleres por respeto a la confidencialidad de las participantes, comparto estas dos imágenes:

  1. Un regalo de agradecimiento de una de ellas, que al finalizar el taller me regaló estas bolsitas de semillas de flores.

  2. Foto de esta mañana junto con Luis en la sede de Onda Aranjuez.














Comentarios


Suscríbete y no te pierdas nada

¡Gracias por tu suscripción!

bottom of page