top of page

Cuando no hay palabras para las emociones. Cómo la arteterapia puede ayudar a superar la alexitimia en el autismo, altas capacidades y otras neurodivergencias. 




¿Qué sucede cuando te quedas sin palabras y no comprendes tu sentir? 


En este artículo, exploraremos el concepto de alexitimia, su relación con el autismo, las altas capacidades y otras neurodivergencias, y cómo la arteterapia puede ser beneficiosa para las personas que experimentan esta condición.


Qué es la alexitimia

La alexitimia se refiere a la dificultad para identificar y describir emociones, tanto las propias como las de los demás. Este término proviene del griego y el latín, y etimológicamente significa "sin palabras para los afectos". Según Taylor et al. (1999), se compone de tres elementos fundamentales: la dificultad para identificar sentimientos, la dificultad para describirlos y una tendencia a la orientación del pensamiento hacia el exterior. 


A pesar de su asociación inicial con trastornos psicosomáticos, actualmente se identifica en diversas condiciones, como los trastornos alimenticios, el abuso de sustancias, la depresión, así como en trastornos del espectro autista, TDAH y otras neurodivergencias. Sin embargo, la alexitimia no es una característica fundamental de ninguno de estos trastornos, sino una condición relacionada, que impacta en la vida de la persona (Nunes da Silva, 2021). 


Alexitimia, autismo, altas capacidades y doble excepcionalidad. 

La relación entre la alexitimia y el autismo es significativa, ya que se estima que más de la mitad de adolescentes y adultos autistas la experimentan, especialmente dentro de los perfiles con alta capacidad intelectual (Wang, 2023). Esto significa que tienen dificultades para identificar, nombrar y comunicar sus emociones, así como para comprender las de las personas que les rodean, dando una posible explicación a algunos de los desafíos de comunicación social típicos del TEA. 


Con respecto a las altas capacidades, a priori las investigaciones muestran una relación entre la capacidad intelectual y la inteligencia emocional. Es decir, en contra del mito que relaciona la alta inteligencia con la depresión y los problemas emocionales, los estudios indican que los estudiantes superdotados tienen más habilidades de adaptación y son más optimistas que sus pares de habilidad promedio, y presentan menores tasas de alexitimia. (Abdullah et al., 2021; Karimi y Besharat, 2010). 


Sin embargo, sería un error suponer que las altas capacidades otorgan un salvoconducto hacia la felicidad. Nada más lejos de la realidad. En primer lugar, porque los desafíos vitales pueden ser mayores y únicos, así como las dificultades sociales, siendo muy habituales las dificultades en el manejo del estrés, el perfeccionismo y la exigencia, así como los sentimientos de soledad e incomprensión, por no hablar del demasiado frecuente acoso escolar. 


En los perfiles de doble excepcionalidad (es decir, aquellos en los que convive la alta capacidad con el autismo, el TDAH, u otra neurodivergencia o discapacidad), el perfil puede ser altamente complejo, combinando cualidades de una gran capacidad intelectual y creatividad, con una profunda dificultad en la expresión y procesamiento de las emociones, a menudo enmascarada y compensada mediante mecanismos de adaptación. 


Es decir, la persona, ante su dificultad para conectar con el sentir, puede aprovechar sus potencialidades para manejar las situaciones sociales. 


Así, la alexitimia en personas con doble excepcionalidad puede verse con alguno de estos rasgos: 


  • Es posible que tengas un vocabulario muy extenso, que seas super empática y sensible, pero te veas a menudo desbordada por situaciones que no sabes cómo explicar. 

  • Puede que tengas dificultades en la interocepción, es decir, el sentido que nos aporta información sobre las sensaciones del cuerpo. Si estás muy concentrada quizá te cueste notar la sensación de sed, de frío, o las ganas de ir a hacer pis. Puede que no distingas las emociones de las sensaciones físicas asociadas, o no te des cuenta de que tienes hambre hasta literalmente estás que muerdes. 

  • Es posible que seas una eminencia en tus temas de interés, pero tomar decisiones sencillas y cotidianas puede ser un desafío. Así que es posible que dejes a los demás decidir por ti, o que escojas de forma puramente práctica. ¿Escoger un plato del menú del restaurante? Lo mismo de siempre, gracias. 

  • Eres muy veloz aprendiendo cosas nuevas, pero el procesamiento de las situaciones sociales puede ser lento, y por tanto puedes estar todavía rumiando lo que pasó hace semanas, meses, y hasta el día de tu primera comunión, y puede que te lleve mucho tiempo acabar de comprender que eso que te dijo tu tía aquel día te sentó fatal, y todavía sigues enfadada por ello. 


Todo esto puede dificultar la participación en terapias tradicionales basadas en el diálogo, pues ese mecanismo de intelectualización dificulta el acceso a los aspectos emocionales. Pero esto va mucho más allá de la conceptualización de la intelectualización como un mecanismo de defensa. Para muchas personas neurodivergentes, esto puede resultar erróneo, ya que a menudo se trata de una cualidad intrínseca a nuestro estilo de procesamiento cognitivo.


En este sentido, y a pesar de los mitos frecuentes asociados al autismo y la supuesta falta de emociones y de teoría de la mente, actualmente se sabe que las personas autistas no solo y obviamente tenemos sentimientos, sino que incluso podemos ser hiperempáticas, aunque nuestro estilo de procesamiento y por tanto nuestra teoría de la mente, son distintos a los neurotípicos. 


Ventajas de la arteterapia en la alexitimia

Ante este panorama, la arteterapia se muestra como una prometedora vía terapéutica para las personas con alexitimia, desde un enfoque neuroafirmativo. Muchas personas neurodivergentes somos pensadoras visuales, y por lo tanto nos resulta natural expresar nuestras ideas, sentimientos y percepciones a través de imágenes. La arteterapia promueve esta fortaleza propia, ofreciendo un espacio en el que las emociones pueden encontrar un canal de expresión a través de los materiales artísiticos y la creatividad. 


Varios estudios recientes en esta línea muestran el potencial del lenguaje artístico como vía de expresión, especialmente en estos perfiles en los que la comunicación verbal de las emociones puede ser un desafío (Becker-Stoll y Gerlinghoff, 2004; Demir, 2022, Grabe et al, 2008).  


Algunas de las ventajas que ofrece la arteterapia para la alexitimia y las neurodivergencias son: 


  1. Expresión emocional sin palabras: La arteterapia permite expresar emociones de forma no verbal, lo que es especialmente útil para aquellos que tienen dificultades para comunicarse a través del lenguaje hablado. Esto brinda una vía de expresión emocional más accesible y directa.

  2. Autorregulación emocional y sensorial: El uso de diferentes materiales artísticos puede proporcionar diversas experiencias sensoriales, lo que ayuda a integrar y comprender las sensaciones y emociones. Esto es especialmente beneficioso para personas neurodivergentes que pueden tener dificultades con la integración sensorial y la regulación emocional.

  3. Mejora de las habilidades sociales: La arteterapia ofrece oportunidades para relacionarse a través de la creación artística. Esto puede fomentar la interacción social y la comprensión de las perspectivas de los demás, lo que a su vez puede ayudar a construir una mayor autoconfianza y autoestima. 

  4. Procesamiento en profundidad: La expresión a través del proceso creativo permite que cada persona explore a su propio ritmo, permitiendo un proceso de introspección respetuoso con las cualidades neurodivergentes. 

  5. Integración con otras modalidades terapéuticas: La arteterapia se puede combinar con otras formas de terapia, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia basada en mindfulness, o la terapia gestalt, para proporcionar un enfoque más completo y acorde a las necesidades de cada persona. 


Si también tienes dificultades para poner palabras a eso que te pasa, y te apetece explorar tus imágenes internas, te acompaño. No dudes en contactarme para agendar una cita*. 



Para saber más: 

​​

  • Abdulla Alabbasi, A. M., A. Ayoub, A. E., & Ziegler, A. (2021). Are gifted students more emotionally intelligent than their non-gifted peers? A meta-analysis. High Ability Studies, 32(2), 189-217. https://doi.org/10.1080/13598139.2020.1770704

  • Becker-Stoll, F., & Gerlinghoff, M. (2004). The impact of a four-month day treatment programme on alexithymia in eating disorders. European Eating Disorders Review, 12(3), 159-163. https://doi.org/10.1002/erv.566

  • Demir, V. (2022). THE EFFECT OF ART THERAPY AND MINDFULNESS BASED COGNITIVE THERAPY PROGRAM ON THE LEVELS OF ALEXITHYMIA OF INDIVIDUALS. Asya Studies, 6(22), Article 22. https://doi.org/10.31455/asya.1160023

  • Grabe, H. J., Frommer, J., Ankerhold, A., Ulrich, C., Gröger, R., Franke, G. H., Barnow, S., Freyberger, H. J., & Spitzer, C. (2008). Alexithymia and Outcome in Psychotherapy. Psychotherapy and Psychosomatics, 77(3), 189-194. https://doi.org/10.1159/000119739

  • Kinnaird, E., Stewart, C., & Tchanturia, K. (2019). Investigating alexithymia in autism: A systematic review and meta-analysis. European Psychiatry: The Journal of the Association of European Psychiatrists, 55, 80-89. https://doi.org/10.1016/j.eurpsy.2018.09.004

  • Nunes da Silva, A. (2021). Developing Emotional Skills and the Therapeutic Alliance in Clients with Alexithymia: Intervention Guidelines. Psychopathology, 54(6), 282-290. https://doi.org/10.1159/000519786

  • Taylor, G. J., Bagby, R. M., & Parker, J. D. A. (1999). Disorders of Affect Regulation: Alexithymia in Medical and Psychiatric Illness. Cambridge University Press.

  • Wang, Y. (2023). Art therapy for individuals with autism spectrum disorder and depression: Effectiveness and future directions. Journal of Education, Humanities and Social Sciences, 22, 168-174. https://doi.org/10.54097/ehss.v22i.12415

  • Karimi, M., & Besharat, M. A. (2010). Comparison of alexithymia and emotional intelligence in gifted and non-gifted high school students. Procedia - Social and Behavioral Sciences, 5, 753-756. https://doi.org/10.1016/j.sbspro.2010.07.179


*Doy por hecho que sabes que este blog ni mi labor como arteterapeuta no configuran ni sustituyen un diagnóstico clínico. Si tienes dudas sobre tu estilo de procesamiento, te animaré a consultar con un especialista. Estaré encantada de acompañarte en el proceso.

Comments


Suscríbete y no te pierdas nada

¡Gracias por tu suscripción!

bottom of page