top of page

La vía de la secuoya. Arteterapia gestalt para personas adultas con altas capacidades.


Haya en la Selva de Irati. Fotografía de Lucía Hervás.

Numerosos estudios apuntan a las dificultades asociadas a las altas capacidades. Los mitos en torno a la superdotación y el sesgo del género dificultan la detección en la infancia y el acceso a una atención educativa adecuada, por lo que muchas personas llegan a la edad adulta sin ser conscientes de su potencial, a menudo desarrollando problemas de autoestima, depresión, así como fracaso escolar.


Este podría ser el caso de Julia, de Carlos o el de María, personajes ficticios que resumen la realidad de muchas personas con Altas capacidades que me encuentro en la consulta.


Julia es una trabajadora creativa y brillante, que a pesar de su éxito siente una gran inseguridad y duda de su inteligencia. Se sobreexige y se siente constantemente torpe, por lo que siempre anda posponiendo sus proyectos, y se siente muy sola, frustrada e incomprendida.


Carlos se siente como un “extratrerrestre”, desconectado de este mundo que no comprende y no le comprende. Tuvo que dejar los estudios muy pronto, lo que le hizo sentirse un inútil. Sin embargo le encanta investigar de manera autodidacta y acumular conocimientos sobre cualquier tema, que no sabe cómo aplicar en su vida.


María es una madre desbordada por la intensidad de la crianza, que se siente culpable por no ser capaz de gestionar su ansiedad y los retos a los que se enfrenta en su doble rol como mujer trabajadora y madre. Es una mujer muy competente, pero las tareas cotidianas le superan, y se siente abrumada constantemente hasta el punto de que se está planteando pedirse una baja laboral.


El árbol de la secuoyas, uno de los árboles más grandes del mundo, nos sirve como metáfora de inspiración para la comprensión de estas personas. Porque todas ellas tienen algo en común, el potencial de convertirse en un gran árbol. ¿Imaginas una secuoya destinada a crecer en el desierto del Sáhara? ¿o en lo alto del Himalaya? ¿Cuáles son las condiciones que hacen que una Secuoya desarrolle todo su potencial?


En las sesiones de arteterapia gestalt, a través del lenguaje artístico, la complejidad del pensamiento arborescente encuentra un canal para expresarse. Las personas con altas capacidades a menudo agradecen la posibilidad de plasmar sus pensamientos de forma visual, ya que este suele ser el terreno en el que mejor se expresa su tipo de pensamiento creativo y divergente. Poder dar forma a lo que piensan y sienten suele proporcionar mucho alivio, y además, ofrece la oportunidad de encontrar nuevas estrategias de pensamiento, desarrollando la creatividad.


“Es como si pudiera visualizar lo que hay en mi cabeza, el modo en que funciona mi cerebro con todas sus ramificaciones, y comprenderlo me da las claves para solucionarlo por mí misma”,


En las sesiones de arteterapia ponemos el foco en el autoconocimiento, de manera que las creaciones artísticas sirven para comprender mejor el mundo interno, como un espejo del alma. Para estas personas que, a menudo han crecido pensando que son torpes o inútiles, el proceso de descubrir su propia inteligencia puede ser tremendamente movilizador. ¿Cómo es posible que yo sea tan inteligente si en el fondo me siento tremendamente incapaz?


El síndrome del impostor, y las dudas acerca de si pasar o no por un proceso de evaluación formal son cuestiones frecuentes y a veces difíciles de superar. A menudo, la decisión de iniciar el proceso terapéutico llega después de una larga búsqueda y un gran sentimiento de incomprensión, abandono y trauma. Por suerte, la intuición y la necesidad de conocerse y comprenderse a uno mismo son un motor muy fuerte. La persona internamente intuye que conocerse es clave para construir una sana autoestima, más allá de las opiniones, expectativas y exigencias del entorno.


Y en ese camino de autodescubrimiento, la revisión de la historia familiar y de vida suele plantear numerosas preguntas, ¿en qué medida el entorno ha sido un apoyo o un obstáculo? ¿Cuáles son las creencias y patrones que no han facilitado el desarrollo? en otras palabras, ¿cómo he llegado a ser quien soy ahora? y ¿quién quiero llegar a ser?


Preguntas acerca del sentido de la vida, el propósito o la espiritualidad suelen emerger en el camino. La paradoja es que, en la medida en que la persona logra una mayor autoaceptación, una mayor comprensión de quién es, comienza a suceder el cambio y es capaz de abrirse a descubrir quien está llamada a ser. Igual que la semilla de la Secuoya contiene dentro de sí todo el potencial para ser un gran árbol, también ese potencial está en la persona preparado para desplegarse llegado el momento.


En este proceso, el contacto con los materiales artísticos, así como el foco en el aquí y ahora, facilita la toma de conciencia con el cuerpo, con las sensaciones y las emociones de manera directa. Para muchas personas con altas capacidades esto puede suponer un reto, ya que frecuentemente existe una fuerte tendencia a la intelectualización, lo que puede dificultar el contacto con la parte emocional. Gracias a las imágenes y a los materiales, con el arte podemos encontrar una vía directa a la emoción y al inconsciente, superando los bloqueos.


Y es ahí donde radica el gran potencial de la arteterapia, ya que a menudo en unas pocas sesiones las personas experimentan cambios muy significativos. También el hecho de sentirse comprendidas y poder hablar “en su mismo lenguaje”, es algo que en muchos casos, y tras haber pasado por otros procesos terapéuticos, puede ser clave.


Me gusta pensar en esta labor con una metáfora que ya he utilizado en otras ocasiones. El proceso sería como atender la complejidad y velocidad de un aeropuerto internacional, desde otro aeropuerto internacional, poniendo todos los recursos creativos que podamos imaginar. Y el camino suele ser siempre sorprendente y apasionante. Al fin y al cabo, las secuoyas son unos de los seres más fascinantes de este mundo, aunque ellas mismas no lo sepan.


Si sospechas (o quizá ya sabes) que también eres una secuoya, y quieres que te acompañe en tu proceso de crecimiento, escríbeme para agendar una cita.




Comments


Suscríbete y no te pierdas nada

¡Gracias por tu suscripción!

bottom of page