Si Filomena fuese una madre


Si Filomena fuese una madre me la imagino como una de esas madres de achuchones calentitos.


De esas madres fuertes de fuego lento y puchero, de palabras claras, sinceras, a veces un poco duras, pero siempre verdaderas.


De esas madres que sostienen y abrazan a pesar del cansancio, de las circunstancias.


De esas que sin ellas se pararía el mundo.


Pero que también, como cualquiera, a veces se desbordan, y nos dejan a todos patidifusos.


Filomena es una tormenta en femenino que nos recuerda la importancia del cuidado mutuo, del calor de los vínculos, de atender a lo más importante.


De parar cuando es necesario.


Sí, ¡parar!


Incluso para mí que soy un culo inquieto, parar es un reto, y una absoluta necesidad.


Mientras todo afuera sigue congelado, paralizado, Filomena nos recuerda que aún en medio de la pausa, la vida sigue latiendo.


Que seguimos necesitando los vínculos, el abrazo, la escucha,


r e s p i r a r


Más que nunca


Y si no puede ser en persona, a través de la pantalla.


Exactamente dentro de una semana comenzamos los encuentros de Arteterapia online para la maternidad y la crianza.


"Porque he sido ella".


Porque todas las que somos madres y cuidamos sabemos lo importante que es lo que hacemos.

Y ahora más que nunca nos necesitamos.

¿Te vienes?


Más información en www.luciahervashermida.com/ella

#arteterapia #maternidad #crianza #filomena #madres

Recibe las entradas de este blog en tu correo

¡Gracias por tu suscripción!