Arteterapia y altas capacidades

Desde este mes de noviembre inicio una nueva vía de colaboración con la Asociación de apoyo a las Altas Capacidades Pitágoras, de la cual soy socia, con el fin de ofrecer mi apoyo como profesional y como voluntaria, organizando talleres en la asociación, charlas, así como ofreciendo un acuerdo de colaboración para hacer terapia individual tanto con niños como con adultos, con los socios y socias que lo soliciten. 


La arteterapia puede ser especialmente útil para este colectivo, ya que ofrece una vía de expresión creativa en sintonía con la alta sensibilidad y el estilo de pensamiento arborescente, propio de las personas con altas capacidades. La utilización de materiales artísticos, con características sensoriales y simbólicas facilita, no solo la expresión emocional, sino la exploración y visualización de la situación de la persona, de sus necesidades, dificultades y recursos, canalizando la elaboración de estrategias de afrontamiento, en un marco de seguridad y libre de juicios.


Además, es especialmente útil para el autoconocimiento y la comprensión de la alta sensibilidad, así como la adquisición de estrategias para una mejor gestión y manejo del estrés, la ansiedad, la frustración, etc. Igualmente ofrece un canal para la conexión con la motivación interna y el descubrimiento de los propios intereses, desde la propia creatividad, permitiendo también desarrollar hábitos y herramientas para la planificación y organización de tareas y proyectos personales.


Además de la formación específica que he realizado con este colectivo a través de la Fundación El muno del superdotado, mi cercanía con las altas capacidades me capacitan para poder ofrecer una atención especialmente sensible a los problemas habituales, tanto de los niños/as como de los adultos superdotados, desde la comprensión y la aceptación de la alta complejidad que conlleva una vida en contacto directo con la superdotación.

Recibe las entradas de este blog en tu correo

¡Escríbeme!

©Todos los derechos reservados